Psicología Perinatal

18057976_sEl periodo perinatal abarca una amplia etapa que va desde el deseo de concebir un hijo hasta los tres primeros años de su vida.

Durante este periodo la pareja realiza un proceso que va a llevarlos desde el proyecto y la expectativa hacia la definición de sus nuevos roles y la construcción de la parentalidad.

Actualmente sabemos que en el desarrollo de un nuevo ser, juega un papel fundamental su entorno, tanto el físico como el emocional.

En Espai Psikos tenemos como objetivo trabajar en la prevención, cuidado, acompañamiento, diagnóstico e intervención con las familias durante todo el periodo, desde la concepción hasta el puerperio, para fomentar la salud emocional de los padres, el desarrollo de los nuevos roles, y una óptima implantación del vínculo con el bebé .
La concepción, el embarazo, el parto, la crianza, son experiencias que se viven desde la emoción más profunda. A veces las expectativas nos traicionan, a veces se ponen en evidencia miedos profundos que nunca antes habíamos experimentado, en ocasiones la felicidad nos desborda y a los pocos minutos nos sentimos incapaces de hacer frente a las necesidades de nuestro hijo.
El feto participa de las mismas experiencias emocionales de la madre. El torrente de hormonas que el cerebro materno genera se distribuye por sus tejidos y va dejando una huella que coloreará su temperamento en un futuro.
Vivir un embarazo consciente, dando tiempo a la naturaleza para que haga su trabajo, experimentar los cambios que cada día se presentan en el cuerpo y esperar con ilusión el feliz acontecimiento van a ser las mejores medidas que la madre puede adoptar para ayudar al desarrollo de su bebé.
El vínculo madre-hijo se empieza a constituir durante la etapa del embarazo. Para ello, el estado emocional de la madre ha de ser positivo. De hecho la naturaleza aporta los ingredientes necesarios para que la gestación y el parto tengan lugar en condiciones óptimas: las hormonas. Además de preparar el cuerpo de la mujer para nutrir, proteger y transportar a su cría, algunas hormonas como la oxitoxina (“hormona del amor”) van a generar las condiciones para que el vínculo se establezca. El problema surge cuando hay estrés ya que la oxitocina tiende a inhibirse cuando entran en funcionamiento los mecanismos del estrés. El vínculo afectivo contribuye de manera fundamental para que en el bebé se establezca una estructura psíquica saludable.

  • En Espai Psikos BCN, conscientes de la necesidades especiales de esta etapa, hemos creado una serie de actividades encaminadas a proporcionar un entorno seguro donde la mujer y su pareja, si así lo desea, puedan encontrar los recursos que les ayudaran a transitar los cambios, de manera positiva:

    • Acompañamiento psicoemocional del proceso de concepción, embarazo y  crianza
    • Programa de preparación al parto basado en Mindfulness
    • Estimulación neurosensorial
    • Talleres psicoeducativos de embarazo y crianza 

  •